EXCURSIÓN A ROMA

El pasado 11 de marzo, nuestros alumnos de 3º y 4º de la ESO, iniciaron su viaje de fin de curso por tierras italianas, con destino ROMA.
Salieron prontito de Medina por la mañana, y tras un poco de caravana al entrar en Madrid cogieron su vuelo, al llegar al destino se fueron directos al hotel para acomodarse, y posteriormente salir a conocer la ciudad.
Después de tomar contacto con Roma, con una ruta nocturna, por diversos monumentos iluminados próximos al hotel (Santa Mª la Mayor, Colisseo, Domus Aurea…), afrontaron el Martes 12 con decisión. A las 7 de la mañana ya estaban desayunando para visitar, con algo de frío, el interior del Coliseo, además del Foro romano, el Altar de la Patria (monumento al rey Víctor Manuel II), Plaza Venecia, Plaza del Capitolio… Para comer no se han podido resistir a las pizzas, lasagnas o canelones, reponiendo fuerzas para la tarde, no sin echarse un descansito en el hotel. Retomaron la ruta hacia la Fontana di Trevi iluminada por la noche, así como la Plaza Navona donde cenaron y regresaron a descansar.
El tercer día de viaje, fue su día cumbre, visitaron los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y a la Basílica de San Pedro fue algo deslumbrante para todos, como se puede imaginar. Después de 4 horas de admiración, un paseo por el Trastévere y una buena comida en lugares típicos, hicieron las delicias de un reposo merecido. El final de la tarde fue algo más accidentada, ya que les ha sorprendido una nube que ha descargado con ganas sobre sus cabezas. El día terminó con la visita nocturna de algunos a la Plaza de España y Barberini y la cena reposada de otros. Un día cansado pero intenso y lleno de disfrute.
Tras descansar, el cuarto día también se les presentó intenso, es que estaban en Roma y todas las esquinas esconden magia. Han sido tantos los sitios visitados que prácticamente solo cabe enumerarlos. Empezaron visitando la iglesia de las Carmelitas que alberga el Éxtasis de Santa Teresa. Seguimos con la Basílica de Santa María la Mayor, la Fontana di Trevi de día, el Panteón de Agripa, la zona de compras, la Plaza de España, la Plaza del Pololo, la comida por los lugares típicos y la subida a la Villa Borghese. Todo ello desde las 9 de mañana hasta las 7 de la tarde a pie. Después de un rato de descanso, una estupenda cena y un paseo antes de regresar al hotel. ¿Cansados? Sí… pero ¡¡qué cansancio más placentero!!
Llegó el regreso a casa… Así es…
Todo se acaba… pero que les quiten lo «bailao». Y han aprovechado hasta el último minuto. Mira que podían haberse levantado más tarde, pero había que visitar el Moisés de Miguel Ángel, iglesia donde también estaban las cadenas de San Pedro prisionero… y terminaron las visitas con la espectacular Basílica de San Juan de Letrán y junto a ella las escaleras del atrio donde Jesucristo fue juzgado por Poncio Pilato y que el emperador Constantino se trajo de Jerusalén.
Les llegó la hora de la última comida a la italiana de su estancia en Roma y, sin prisa pero sin pausa, les llevaron al aeropuerto con ninguna gana de dejar la Ciudad Eterna. Su avión iba alcanzando el cielo ya oscurecido que les llevaría a Madrid y de ahí a casa.
¡¡Qué bonito todo, qué bien aprovechado, qué ganas de volver a verte, ROMA!!